C/ Cort Reial 2
17004 Girona
T: +34 872 080 430
www.restaurantdraps.com

A muy pocos metros de distancia del Museo de Historia de los Judíos de Girona se encuentra el “Draps”. Lugar encantador, moderno y con una filosofía muy innovadora: la de los platos para compartir.

La apertura del restaurante, ya hace más de ocho años, fue toda una novedad en la ciudad. Platos generosos ideados para compartir entre dos personas, productos de primera calidad y una búsqueda exhaustiva para la creación de un menú que tenga un correcto equilibrio entre calidad y precio son sus puntos fuertes.

La singularidad del Draps, más allá del exclusivo menú que incluye platos vegetarianos del tipo kosher style o de su menú especial llamado “Sefarad”, que recibió la aprobación especial de RASGO (marca cultural distintiva de la Red de Juderías de España), se debe fundamentalmente al interés que tienen sus propietarios por la cultura y tradición judías.

Mi viaje por la gastronomía de Sefarad en Girona comenzó con un aperitivo a base de un hummus fresco y pan tostado, ambos de elaboración propia. Seguido por una ensalada de verduras, brotes, frutas de temporada y aderezada con una salsa de cítricos frescos y vinagre balsámico; como acompañamiento unas burekas caseras rellenas de verduras. Una gran combinación agridulce, sencilla, deliciosa presentada en una cantidad más que suficiente que para compartir entre dos personas. En pocas palabras; un buen inicio después de una mañana de visitas y de rutas por el Call.

La ilusión de presentar sus platos y la confianza de la calidad de ellos, llevó a su propietario a compartir con nosotros una de sus ensaladas estrella. Verdura fresca, brotes, olivas y queso feta como complemento de sabor, todo ello sobre una  base de galleta crujiente en forma de cuenco; una sorpresa que no pasó desapercibida. Decidí esperar un momento antes de pasar al plato de fondo, ya que necesitaba probar apropiadamente una de las joyas de la industria kosher española; su vino.

El Draps fue el único restaurante en el Call en el que encontramos vino kosher, pero no cualquiera, sino según las publicaciones especializadas uno de los mejores vinos kosher del mundo en 2013: el Peraj Ha’abib de la bodega Capçanes, de la denominación de origen Montsant. Un buen detalle que solo se puede entender por la dedicación que pone el propietario en crear un entorno gastronómico adecuado para sus visitantes.

Luego de la breve pausa, seguí con los dos platos principales incluidos en el menú. El primero fue un Shish kebab de pavo acompañado con arroz con especies, mientras que el segundo fueron unos maravillosos lomos de bacalao frescos marcados en la parrilla y luego horneados, servidos con guarniciones de espárragos y ensalada de pepino. Un buen final que estoy segura recordaré por un buen tiempo.

Para acabar, los postres no rompieron el ritmo de calidad del producto y sencillez de su preparación. Me atreví a probar un strudel de manzana al horno y una ración con distintos tipos de fruta fresca. Una buena decisión.

Mi impresión final fue que el restaurante ofrece un menú de muy alta calidad, con materias primas naturales frescas; y lo mejor de todo: a un precio muy conveniente. Menú completo, que incluye aperitivo, primero y segundo plato, además del postre, con copa de cava o vino incluidas, cuesta entre 25-30 euros. Un muy buen precio si tenemos en cuenta que vamos  a recibir grandes raciones para compartir, servicio profesional y lo mejor de todo, un ambiente agradable en uno de los barrios más famosos de Girona.

El Draps abrió sus puertas en el año 2005 y ha logrado construir una gran reputación tanto entre los turistas y visitantes del barrio judío, así como entre la población local. Como dijo un cliente cercano a mi mesa, incluso si no estás interesado en comer o cenar, tomar una copa de vino en un lugar tranquilo, que tiene su decoración basada en manteles de tela elegantes y flores naturales blancas, es una razón más que suficiente para hacer una parada obligatoria en nuestra visita al Call de Girona.

Horarios
El restaurante está abierto los siete días a la semana de 13:30 a 16:00 y luego 20:30-23:00. Se puede reservar, y os aconsejo que lo hagáis, ya que es uno de los sitios más frecuentados de Girona.