La Mikve

C/ de la Força 8,
17004 Girona
T: +34 972 216 76
@: callgirona@ajgirona.org
www.ajgirona.org/call

Abierto días laborables:
noviembre a mayo: 10h-18h
junio a octubre: 10h-20h
domingos y festivos: 10h-15h.

Cerrado
25-26 de diciembre
1-6 de enero

Allí estuvo en silencio y sin gloria durante años. Ignorada en un rincón del Centro Bonastruc ça Porta y conocida por todos como “la cisterna”. No era más que eso para los trabajadores del Museo de Historia de los judíos de Girona. Cada tanto, un grupo de turistas israelíes, al pasar a su lado le preguntaban a los guías: ¿Esto es una mikve? Ante la respuesta negativa, los israelíes se miraban entre ellos y susurrando afirmaban :”¡Seguro que es una mikve!”. El tiempo les dio la razón.

Un equipo de arqueólogos de la Universitat de Girona, liderados por Jordi Sagrera, realizó una investigación y concluyó que había muchas posibilidades de la existencia de una mikve dentro del recinto sinagogal. ¡Cuál sería su sorpresa al comprender que dicho baño se encontraba en el lugar exacto de lo que hasta ese momento se conocía como la  “cisterna”! Un par de días después localizaron los primeros muros que certificaron el descubrimiento. Si bien las paredes que rodean la “mikve” datan del siglo XVII, se pudo corroborar que se asentaban sobre muros medievales. La tina tiene una profundidad de 1,50 metros y se accedía por medio de un dintel largo y bajo, dispuesto en diagonal con dirección al  suroeste y por un rellano de losas de piedra que facilitaba el acceso al agua.

Este es un hallazgo notable que pone de manifiesto la importancia del legado judío en la arquitectura e historia de la ciudad. El baño ritual de Girona se encuentra entre los mejores conservados en Europa, junto con los de Sicilia, Montpellier y Besalú. 

Al observar el interior del recinto podemos imaginar aquel lugar de rito y recogimiento fundamentalmente femenino, y escuchar el sonido del agua que arrullaba sus cantos litúrgicos, mientras las luz de la luna se filtraba por pequeños orificios que habían en el techo, bañando la escena con un áurea mágica. A estas piscinas las mujeres judías concurrían para purificarse antes de casarse, después del período y del parto. Se sumergían tres veces consecutivamente limpias, desnudas y de pie. 

Pero las piedras no son solo mudo testigo del pasado hebreo de Girona, sino también son fuentes de muchas historias. A comienzos del año 1400, la convivencia entre cristianos y judíos era cada vez más difícil. Influía en este estado de ánimo la pobreza, la peste negra que azotaba Europa, además de la fuerte presión por parte de la iglesia para eliminar la herejía y forzar las conversiones de los judíos. Una bula papal de Benedicto XIII, publicada en 1415, dictaminó una separación de las zonas habitables que se localizaban dentro del Call, lo que obligó a sus miembros a abandonar su sinagoga habitual y situar un nuevo recinto en la actual Calle de la Força. La compra del nuevo lugar se realizó en 1434. Una nueva sinagoga fue construid con la esperanza de continuar con una vida comunitaria normal dentro de las posibilidades. Sin embargo, años después, fue malvendida en 1492 a unos clérigos cristianos como consecuencia de la expulsión.

Hoy gracias a labor de los arqueólogos y del personal del Museo de Historia de los Judíos de Girona, se puede visitar y conectar con aquellas mujeres que acudían al recinto sinagogal en busca de la mikve y de encontrar la purificación de cuerpo y alma. Tradición que se mantiene en las comunidades sefardíes existentes en la diáspora.

Terminología

1. La mikve (en hebreo מִקְוֶה / מקווה) es el espacio donde se realizan los baños de purificación que prescribe el judaísmo. Es un lugar que reúne aguas de origen natural, como el agua de lluvia, de un río o de un manantial. De hecho, se trata de una pequeña piscina que está unida a una fuente de aguas naturales que fueron recolectadas en forma natural, a las que se les agrega luego agua limpia y templada. Puede ser utilizada tanto por hombres como por mujeres, aunque hoy en día solo las mujeres conservan la obligación de utilizar la Mikve en forma ritual 7 días después de la culminación de cada ciclo menstrual..

Sed varius justo in elit mollis molestie. Etiam id ligula at tellus placerat imperdiet. Donec fermentum hendrerit libero, a pellentesque mi. Donec placerat lacinia congue. Vestibulum quis nibh at risus accumsan accumsan. Etiam adipiscing semper ultricies. Integer vulputate, neque at viverra tempor, mauris massa pharetra mauris, in aliquet tellus ante quis nunc.

Ut arcu odio, sollicitudin a lobortis vitae, scelerisque id ante. Sed venenatis mi nulla, non eleifend velit viverra ut. Fusce arcu nunc, tincidunt a elementum sit amet, ornare quis nibh. Praesent pretium enim nec dui convallis, id scelerisque odio ultricies. Nulla fermentum, neque a tempor porta, lorem est scelerisque dui, eget dignissim risus lacus nec erat. Nulla vel libero id massa luctus feugiat. Fusce magna nisl, egestas ac ullamcorper sit amet, iaculis quis nisi. Nunc commodo iaculis ligula et auctor. Pellentesque quis velit id diam rutrum tincidunt in quis nisi. Donec et quam tristique arcu varius interdum. Vivamus ac urna volutpat, dignissim dui quis, venenatis sapien. Cras adipiscing, risus vel interdum convallis, justo nisi molestie justo, nec vulputate tortor lacus ac mi.

Aliquam eu velit ligula. Sed ac porttitor sem, et elementum tortor. Fusce id pellentesque enim. Nulla vitae ultricies nulla. Integer accumsan ut sem ut ultricies. Vivamus auctor quam nec mauris commodo laoreet. Nam ut metus elementum, pharetra diam sed, rhoncus tortor. Sed vehicula justo ut sem auctor sagittis. Etiam quis varius risus, in cursus sem. Morbi ac felis fringilla lorem rhoncus vehicula. Integer imperdiet vestibulum mi, aliquam gravida ligula condimentum at. Morbi pretium sem elementum lorem pretium vulputate. Nam malesuada placerat lacus pretium posuere. Quisque pulvinar, diam eget interdum tincidunt, orci nisl tincidunt enim, in fringilla elit metus sit amet lacus. Suspendisse ornare viverra tellus, et euismod elit cursus sit amet.Sed varius justo in elit mollis molestie. Etiam id ligula at tellus placerat imperdiet. Donec fermentum hendrerit libero, a pellentesque mi. Donec placerat lacinia congue. Vestibulum quis nibh at risus accumsan accumsan. Etiam adipiscing semper ultricies. Integer vulputate, neque at viverra tempor, mauris massa pharetra mauris, in aliquet tellus ante quis nunc.

Ut arcu odio, sollicitudin a lobortis vitae, scelerisque id ante. Sed venenatis mi nulla, non eleifend velit viverra ut. Fusce arcu nunc, tincidunt a elementum sit amet, ornare quis nibh. Praesent pretium enim nec dui convallis, id scelerisque odio ultricies. Nulla fermentum, neque a tempor porta, lorem est scelerisque dui, eget dignissim risus lacus nec erat. Nulla vel libero id massa luctus feugiat. Fusce magna nisl, egestas ac ullamcorper sit amet, iaculis quis nisi. Nunc commodo iaculis ligula et auctor. Pellentesque quis velit id diam rutrum tincidunt in quis nisi. Donec et quam tristique arcu varius interdum. Vivamus ac urna volutpat, dignissim dui quis, venenatis sapien. Cras adipiscing, risus vel interdum convallis, justo nisi molestie justo, nec vulputate tortor lacus ac mi.

Aliquam eu velit ligula. Sed ac porttitor sem, et elementum tortor. Fusce id pellentesque enim. Nulla vitae ultricies nulla. Integer accumsan ut sem ut ultricies. Vivamus auctor quam nec mauris commodo laoreet. Nam ut metus elementum, pharetra diam sed, rhoncus tortor. Sed vehicula justo ut sem auctor sagittis. Etiam quis varius risus, in cursus sem. Morbi ac felis fringilla lorem rhoncus vehicula. Integer imperdiet vestibulum mi, aliquam gravida ligula condimentum at. Morbi pretium sem elementum lorem pretium vulputate. Nam malesuada placerat lacus pretium posuere. Quisque pulvinar, diam eget interdum tincidunt, orci nisl tincidunt enim, in fringilla elit metus sit amet lacus. Suspendisse ornare viverra tellus, et euismod elit cursus sit amet.